Dorada al horno

Dorada al horno

Listo aproximadamente en
1h
  • Tiempo de preparación: 20 min
  • Tiempo de cocinado: 40 min
4.0 sobre 29 votos

Una receta muy fácil para preparar este preciado pescado. con un toque de sabor a vino blanco y poco más para no matar el suave sabor de la dorada.

Pasos de la receta

  1. Para la elaboración de la dorada al horno necesitamos una bandeja para el horno y los siguientes ingredientes: una dorada, una cebolla, dos patatas, cuatro dientes de ajo, un limón, un vaso de vino blanco de albariño, aceite de oliva, sal y perejil.

    Primeramente, pelamos la cebolla y las dos patatas y las cortamos en rodajas. Vertemos abundante aceite de oliva en una sartén y cuando esté caliente añadimos las rodajas de patatas y cebolla y mantenemos hasta que estén fritas y tengan color (controlando que no se quemen ni se queden crudas).

  2. Una vez hecho esto, las retiramos del fuego y las colocamos en la bandeja del horno bien repartidas por toda la superficie, ya que harán de “lecho o cama” de la dorada. 

  3. Lavamos bien la dorada (es importante que no tenga escamas ni tripas), y le realizamos un par de cortes para que una vez las introduzcamos en el horno se hagan bien por dentro.

  4. La colocamos sobre las patatas y cebolla. Pelamos y picamos bien los ajos y el perejil y junto a un puñadito de sal, espolvoreamos por encima de la dorada.

    En los cortes que hemos realizado a la dorada, podemos introducir medias rodajas de limón para que tenga aún más sabor. Con el resto del limón hacemos zumo y rociamos la dorada con él.

  5. Por último, vertemos sobre las patatas y la cebolla un vaso de vino blanco de albariño así como un trozo de mantequilla partida en pedazos pequeños por encima de la dorada.

  6. A la hora de introducir la dorada, precalentamos el horno a 120ºC, e introducimos el pescado.

    Tardará aproximadamente 30-40 minutos. Se irá cociendo poco a poco, mientras esto sucede, tenemos que rociar la dorada con el propio caldo que va generando (del fondo de la bandeja).

  7. Pasado el tiempo, comprobamos que no está crudo, y lo sacamos del horno. Dejamos que la dorada al horno repose unos minutos y la servimos caliente.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web y mostrarte publicidad personalizada. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra nuestra Política de cookies.     X