Lubina al horno con patatas

Lubina al horno con patatas

Listo aproximadamente en
1h
  • Tiempo de cocinado: 1h
4.0 sobre 3 votos

Pasos de la receta

  1. La elaboración de la receta de la lubina al horno con patatas es muy sabrosa y sencilla de realizar.  Necesitamos los siguientes ingredientes: una lubina de tamaño grande, cuatro patatas medianas, una cebolla mediana, dos o tres dientes de ajo, un poco de tomillo, un chorro de aceite de oliva y un poco de sal.El primer paso a realizar será, precalentar el horno a 180ºC. Mientras se caliente, iremos preparando las patatas: las pelamos y lavamos bien con agua fría del grifo  para quitar la posible suciedad que pueda tener y las cortamos en rodajas ni muy finas ni muy gruesas. Pelamos la cebolla y la cortamos en aros del mismo tamaño que las rodajas de las patatas. Reservamos ambos ingredientes y pasamos a preparar el recipiente en el que haremos la lubina al horno. Vertemos un chorrito de aceite de oliva en una fuente especial para horno y lo extendemos bien por toda la base. Sobre el aceite, colocamos (por toda la base de la fuente) las patatas cortadas en rodajas y sobre ellas, ponemos la lubina. Al rededor de la lubina ponemos más patatas y sobre ella, la cebolla cortada.Pelamos tres o cuatro dientes de ajo (si el ajo nos gusta mucho podemos ponerle más, a gusto de cada uno), y los cortamos muy finamente. Esparcimos el ajo picado sobre la lubina junto a un poco de tomillo, una pizca de sal y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.Una vez el horno está caliente, introducimos con cuidado la fuente en el horno, manteniéndola durante treinta minutos a 180ºC. Es importante que la lubina no se quede seca por lo que podremos ir rociándola con aceite o el propio caldo que desprenderá el mismo pescado. Cuando está tierno (podemos pinchar suavemente la lubina con un tenedor para comprobarlo), apagamos el horno y sacamos la fuente con mucho cuidado.Servimos la lubina al horno con patatas junto a la cebolla, ajos picados y el caldito o jugo que ha generado el propio pescado durante la cocción. Podemos servir la lubina junto a una ensalada fresca, unas verduras (fritas, asadas...) y un buen vino.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web y mostrarte publicidad personalizada. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra nuestra Política de cookies.     X