Solomillo al roquefort

Solomillo al roquefort

Listo aproximadamente en
1h
  • Tiempo de cocinado: 1h
3.3 sobre 3 votos

Pasos de la receta

  1. La elaboración del solomillo al roquefort es muy sencilla y sabrosa de realizar. Los ingredientes necesarios son los siguientes: dos solomillos de cerdo, cien gramos de queso roquefort, doscientos mililitros de nata para cocinar, aceite de oliva virgen extra, un poco de sal y una pizca de pimienta.El primer paso a realizar será, preparar el solomillo de cerdo. Vertemos un chorrito de aceite de oliva en la sartén y lo esparcimos por toda la base. Calentamos el aceite y añadimos los dos solomillos de cerdo. Doramos primero por un lado, y cuando le damos la vuelta, añadimos un poco de sal y pimienta. Doramos por el otro lado de forma que la carne quede sabrosa y jugosa.Una vez lista la carne, apagamos el fuego y retiramos los solomillos, reservándolos para su posterior utilización.En un cazo, vertemos doscientos mililitros de nata para cocinar y lo calentamos a fuego medio. Antes de que comience a hervir, agregamos cien gramos de queso roquefort. Removemos bien y apagamos el fuego. Con el calor que desprende el mismo cazo y la vitrocerámica, se derretirá el queso y  removiendo constantemente conseguimos una salsa ligada, homogénea y sin grumos.Ponemos el solomillo caliente sobre el plato y vertemos un poco de salsa roquefort sobre él, la cantidad a gusto de cada uno.Otra manera de hacer el solomillo al roquefort es la siguiente:  partimos los solomillos por la mitad, longitudinalmente, les echamos sal y pimienta y los reservamos.A continuación preparamos la salsa que servirá como relleno. Necesitamos cien gramos de queso roquefort, perejil, una chalota, una cucharada de brandy, un chorro de nata para cocinar, sal y pimienta. Picamos todos los ingredientes y los mezclamos en un bol. Extendemos  el contenido anterior por el centro del solomillo (procurando no poner demasiado contenido para que no se salga). Doblamos los solomillos y los cerramos con palillos. Colocamos los solomillos sobre una fuente de horno.Precalentamos el horno a 130ºC y una vez caliente introducimos la bandeja en su interior. Horneamos durante quince o veinte minutos. Pasado el tiempo comprobamos que la carne está hecha y de ser así, sacamos la bandeja del horno.Quitamos los palillos y servimos el solomillo al roquefort caliente, junto a un poco de salsa roquefort o unas patatas fritas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web y mostrarte publicidad personalizada. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra nuestra Política de cookies.     X