Pimientos rellenos de bacalao

Pimientos rellenos de bacalao

Listo aproximadamente en
1h
  • Tiempo de preparación: 15 min
  • Tiempo de cocinado: 45 min
3.0 sobre 7 votos

Pimientos rellenos de bacalao. Una receta tradicional, algo laboriosa pero exquista. Especial.

Pasos de la receta

  1. La elaboración de la receta de pimientos rellenos de bacalao es un poco laboriosa pero muy sabrosa.

    Necesitamos los siguientes ingredientes: doce pimientos del piquillo, trescientos gramos de bacalao desalado (podemos utilizar bacalao congelado), dos cucharadas de harina, 300 mililitros de leche, aceite de oliva virgen extra, una cebolla, dos dientes de ajo, trescientos mililitros de caldo de pescado o de verduras (como prefiramos), 150 mililitros de vino blanco, una cucharada pequeña de azúcar, una cucharada de perejil picado y un poco de sal.

    Dividimos la receta en tres pasos: pimientos, bacalao y salsa.

    Primero, preparamos los pimientos. Colocamos doce pimientos del piquillo sobre una bandeja de horno. Los rociamos con aceite de oliva, ponemos un diente de ajo pelado y partido por la mitad, y espolvoreamos los pimientos con un poco de azúcar.

    Precalentamos el horno a 180ºC y cuando está caliente, introducimos la bandeja con cuidado, asando los pimientos durante diez o veinte minutos. En este momento, sacamos la bandeja del horno, damos la vuelta a los pimientos y la volvemos a introducir, manteniéndola otros diez o veinte minutos más.

    Es importante tener cuidado a la hora de asarlos y controlar que no se hagan demasiado, ya que se desharían y romperían y no se podrían rellenar. Sacamos la bandeja del horno y reservamos por separado el aceite (le quitamos el ajo) y los pimientos.

  2. Es el momento de hacer el bacalao.

    Ponemos abundante agua fría en un cazo junto y lo calentamos a fuego medio-alto.

    Cuando está caliente, añadimos el bacalao y lo mantenemos hasta que empieza a  hervir.

    Retiramos la cazuela del fuego y dejamos que repose cinco minutos. Escurrimos el bacalao y le quitamos la piel y las espinas.

    A continuación, lo desmigamos.

    En un cazo, vertemos dos cucharadas de aceite de oliva, lo calentamos a fuego medio y añadimos un diente de ajo fileteado finamente. lo freímos con cuidado de que no se queme y cuando empiece a estar dorado, añadimos el bacalao desmigado.

    Lo removemos con una cuchara de palo y añadimos una cucharada de harina. Volvemos a mezclar y rehogamos durante un minuto.

    Vertemos leche poco a poco y removemos de vez en cuando hasta que conseguimos una pasta ligera. Probamos y comprobamos que está bien de sal y de lo contrario, rectificamos.

    Echamos ajo y perejil picado y reservamos.

  3. Para hacer la salsa, vertemos un chorrito de aceite de oliva y lo calentamos, añadiendo después una cebolla picada muy finamente.

    Sofreímos y cuando está transparente, echamos harina, rehogando con cuidado, con cuidado de que no se queme.

    Una vez se obtiene un color dorado, vertemos en vino y cuando está un poco evaporado, agregamos el caldo muy poco a poco.

    Removemos hasta lograr una salsa que no sea muy espesa.

  4. Por último, rellenamos los pimientos con mucho cuidado y los colocamos en una sartén junto a la salsa.

    Ponemos la sartén a calentar a fuego medio y le damos un hervor. Servimos los pimientos rellenos de bacalao bien calientes.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web y mostrarte publicidad personalizada. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra nuestra Política de cookies.     X