Mejillones tigre

Mejillones tigre

Listo aproximadamente en
1h
  • Tiempo de cocinado: 1h
5.0 sobre 1 votos

Pasos de la receta

  1. Para realizar la receta de los mejillones tigre, necesitamos los siguientes ingredientes: un kilogramo de mejillones, doscientos cincuenta gramos de gambas, dos cebollas, un pimiento rojo, medio vaso de vino blanco, dos dientes de ajo, tres cucharadas de tomate frito casero, media cayena molida, pan rallado, dos huevos, medio litro de bechamel, aceite de oliva, sal y pimienta.El primer paso será, preparar los mejillones. Para ello, los lavamos bien bajo el grifo de agua fría, quitando las impurezas y posible suciedad que puedan tener. A continuación, vertemos abundante agua en un cazo y lo calentamos. Cuando está hirviendo, ponemos una hoja de laurel y los mejillones limpios. Dejamos cocer durante tres minutos. Comprobamos que están todos abiertos y los retiramos con ayuda de una espumadera. Los colocamos sobre un plato y dejamos que se enfríen. Guardamos un vaso del caldo  de la cocción (de los mejillones).Una vez los mejillones están tibios, sacamos el mejillón del interior de la concha y reservamos la carne. Limpiamos bien las cáscaras y las introducimos en el lavavajillas.Pelamos bien las gambas y las cortamos en trozos muy pequeños. Picamos también los mejillones y juntamos ambos ingredientes en un recipiente.Pelamos las cebollas y las picamos finamente. Hacemos lo mismo con los dientes de ajo y el pimiento rojo (lavándolo previamente). Vertemos un chorro de aceite de oliva virgen extra en una sartén y lo calentamos a fuego medio. Una vez caliente, agregamos los dientes de ajo picados y los mantenemos a la misma temperatura durante treinta segundos. En este momento, añadimos la cebolla y el pimiento troceado y removemos bien con ayuda de una espátula de madera. Pochamos todos los ingredientes a fuego lento durante diez minutos. Añadimos un poco de sal y pimienta y a continuación, las gambas y los mejillones troceados. Removemos y vertemos medio vaso de vino blanco, medio vaso del caldo de la cocción anterior, tomate frito, y cayena picada. Revolvemos todo y dejamos que reduzca durante diez minutos a fuego medio. Volvemos a remover unos minutos y apartamos la sartén del fuego. Es momento de preparar la bechamel. Necesitamos medio litro de leche, dos cucharadas de harina, dos cucharadas de mantequilla, un poco de sal, nuez moscada, y una pizca de pimienta negra.Tamizamos la harina con ayuda de un colador para que no aparezcan grumos. Vertemos la leche en un cazo y la calentamos a fuego medio durante cinco minutos sin que llegue a hervir. En otro cazo derretimos la mantequilla a fuego bajo y le añadimos la harina tamizada. Removemos bien hasta conseguir una masa homogénea. En este momento, vertemos la leche caliente, un poco de sal, una pizca de pimienta y la nuez moscada. Removemos constantemente con ayuda de unas varillas metálicas durante siete minutos, siempre a fuego bajo. Una vez hemos logrado una masa homogénea y sin grumos, retiramos la bechamel del fuego.Cuando está lista la bechamel, la mezclamos con el relleno preparado anteriormente (mejillones, gambas...etc.). Con una cuchara sopera rellenamos las conchas de los mejillones con el relleno. Batimos en un cuenco el huevo y lo batimos energéticamente. Pasamos los mejillones rellenos por el huevo y a continuación por el pan rallado, de manera que queden bien rebozados. Colocamos los mejillones en un recipiente y lo introducimos en el frigorífico durante una hora.Pasado el tiempo, vertemos aceite de oliva en una sartén (podemos utilizar también aceite de girasol) y lo calentamos a fuego medio. Cuando está caliente, añadimos los mejillones y los freímos por ambos lados.Una vez dorados,  sacamos los mejillones de la sartén. Servimos los mejillones tigre junto a un limón cortado por la mitad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web y mostrarte publicidad personalizada. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra nuestra Política de cookies.     X