Tortilla de bacalao

Tortilla de bacalao

Listo aproximadamente en
24h 40 min
  • Tiempo de preparación: 25 min
  • Tiempo de cocinado: 15 min
4.0 sobre 1 votos

Típica tortilla de bacalao originaria del País Vasco que hará las delicias de cualquiera que la pruebe. Un plato completo y fácil de hacer.

Pasos de la receta

  1. La tortilla de bacalao es típica del País Vasco. Los ingredientes necesarios para su elaboración son los siguientes: medio kilogramo de bacalao desmigado, tres cebollas, ocho huevos, tres guindillas verdes, cuatro ramas de perejil, un poco de sal, otra pizca de pimienta y aceite de oliva.

    El primer paso a realizar será, desalar el bacalao. Para ello, veinticuatro horas antes de querer hacer la tortilla, debemos llenar de agua un recipiente y colocar en su interior el bacalao. Lo mantenemos un día entero en remojo, cambiándole a lo largo de esas horas dos veces el agua. Pasado el tiempo, sacamos el bacalao y lo secamos con un paño de cocina, reservándolo para su posterior utilización.

  2. Mientras tanto, lavamos y cortamos finamente el perejil. Lavamos también las guindillas y las cortamos en ruedas finas, y por último, pelamos las cebollas y las picamos mucho.

  3. Vertemos un poco de aceite de oliva en una sartén y lo calentamos a fuego medio. Una vez caliente, añadimos la cebolla picada y la doramos, removiendo de vez en cuando con una espátula de madera. Es importante que la temperatura esté baja, ya que de lo contrario la cebolla puede pegarse y quemarse. 

  4. Cuando la cebolla está transparente añadimos las guindillas verdes, removemos y mantenemos hasta que estas últimas están doradas. 

  5. En este momento, agregamos el bacalao desmigado, el perejil, removemos y mantenemos todo durante cinco minutos. 

  6. Mientras se pochan los ingredientes,  batimos en un bol los huevos. Añadimos entonces el contenido de la sartén y removemos.

  7. En una sartén limpia añadimos un chorrito de aceite de oliva y cuando está caliente, agregamos el contenido del bol (huevos, cebolla, guindillas, bacalao…). Mantenemos la tortilla en el fuego mientras se hace por un lado primero, y después por el otro (le damos la vuelta con ayuda de un plato o una tapa del mismo tamaño de la sartén).

    Para que la tortilla de bacalao nos quede en su punto, es importante que no quede muy cuajada (esto va a gusto de cada uno).

    Servimos la tortilla de bacalao junto a un poco de pan y una buena sidra o vino.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web y mostrarte publicidad personalizada. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra nuestra Política de cookies.     X