Costillas a la miel

Costillas a la miel

Listo aproximadamente en
1h 15 min
  • Tiempo de preparación: 15 min
  • Tiempo de cocinado: 1h
3.0 sobre 21 votos

Original y fácil receta para preparar costillas de cerdo muy jugosas.

Pasos de la receta

  1. La receta de costillas a la miel es sencilla de realizar y práctica.

    Necesitamos los siguientes ingredientes: un kilo de costillas, un poco de orégano, una pizca de sal, otro poco de pimentón dulce, miel, dos limones de los que utilizaremos su jugo y un poco de aceite de oliva.

    El primer paso será, preparar las costillas. Es imprescindible que se les haya dado un golpe en la mitad. Una vez listas, las colocamos sobre una bandeja de horno, de manera que podamos colocar todas sin amontonarlas unas encima de otras. Añadimos un chorro de aceite de oliva y las impregnamos por todas partes. Echamos un poco de sal, orégano y pimentón dulce sobre las costillas.

  2. Precalentamos el horno a 200ºC, y una vez caliente, introducimos la bandeja, manteniéndolaa la misma temperatura 15 minutos.

  3. Pasado este tiempo, sacamos la bandeja del horno. Exprimimos dos limones y ponemos el jugo en un cuenco pequeño. Añadimos miel y lo mezclamos bien.

  4. Vertemos la mezcla sobre las costillas, regándolas por todas partes.

  5. Introducimos la bandeja y a los 15 minutos, le damos la vuelta  a las costillas. Volvemos a verter zumo de limón junto a miel sobre ellas e introducimos las costillas de nuevo otros 15 minutos al horno. Sacamos la bandeja y repetimos esta operación hasta que comprobamos que las costillas están crujientes y doradas.

  6. En este momento, sacamos la bandeja del horno y servimos bien calientes las costillas a la miel.

    Podemos acompañarlas con patatas fritas, ensalada, verduras e incluso patatas a lo pobre.

    *Para hacer las patatas a lo pobre, necesitamos los siguientes ingredientes: tres patatas cortadas en rodajas finas, un pimiento rojo y otro verde cortados ambos en tiras, una cebolla  en juliana, dos dientes de ajo  y un poco de sal.

    En una sartén vertemos un chorrito de aceite de oliva y lo calentamos a fuego medio. Una vez caliente, vamos añadiendo los ingredientes anteriores. Es recomendable ir friendo cada ingrediente por separado (es mas costoso en cuanto a tiempo, pero salen más sabrosos), y una vez frito, sacarlos y escurrirlos.

    Añadimos las patatas a lo pobre a las costillas a la miel y tenemos un plato sencillo y muy sabroso.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web y mostrarte publicidad personalizada. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra nuestra Política de cookies.     X