Tarta de queso Philadelphia

Tarta de queso Philadelphia

Listo aproximadamente en
3h 40 min
  • Tiempo de preparación: 40 min
  • Tiempo de cocinado:
3.1 sobre 7 votos

Suave tarta de queso hecha con queso Philadelphia. Fácil de elaborar y también de consumir.

Pasos de la receta

  1. Para hacer la tarta de queso philadelphia, primero haremos la base de galleta.

    Derretimos los 100 gr de mantequilla en el microondas (con cuidado de que no se caliente demasiado ya que se estropea), trituramos las galletas (con la picadora o a mano) y lo mezclamos hasta conseguir una masa homogénea.

  2. Necesitamos un molde redondo desmontable, repartimos la mezcla por todo el molde y la apretamos contra la base. Introducimos la masa en la nevera y dejamos que enfríe. 

  3. Dejamos que la tarta de queso Philadelphia enfríe en la nevera un par de horas, recordando que debe servirse muy fría.

    Podemos decorar la parte superior de la tarta con fresas o arándanos.

  4. A continuación preparamos la crema de queso.

    Para ello echamos en un bol las dos tarrinas de queso (300 g) junto a ½ bote de leche condensada y lo mezclamos bien con la batidora.

  5. Vaciamos el sobre de gelatina neutra en un bol. De los 300 ml d agua que necesitamos, se separa una taza pequeña de agua y se le añade ésta a la gelatina. Se remueve bien. 

  6. En un cazo vertemos el agua que nos queda (de los 300 ml anteriores) y dejamos que hierva. Una vez caliente, se le añade al bol en el que teníamos la gelatina, removiéndolo hasta que no queden grupos. Después, se mezcla con la crema de queso que habíamos preparado anteriormente, batiendo hasta que quede una masa homogénea y sin grumos.

  7. A continuación, prepararemos la nata montada.

    Para ello, debemos introducir en la nevera previamente un recipiente con la nata y el azúcar, ésto facilitará que nos salga mejor la nata montada.

    Batimos el azúcar y la nata con las varillas hasta que veamos que está compacta.

  8. Mezclamos la nata montada con la mezcla de queso con una espátula suavemente. 

  9. Sacamos el molde con la base de galleta que teníamos en la nevera y echamos encima la crema de queso. Dejamos que repose en la nevera tres horas.

  10. Para finalizar, echamos en un cazo la mermelada de frambuesas junto a dos cucharadas de agua, dejándolo a fuego lento hasta que se forme una especie de sirope. 

  11. Echamos el sirope por encima de la tarta de queso de manera homogénea, repartiéndola por toda la superficie.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web y mostrarte publicidad personalizada. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra nuestra Política de cookies.     X