Pavo al horno

Pavo al horno

Listo aproximadamente en
1h
  • Tiempo de cocinado: 1h
4.3 sobre 3 votos

Pasos de la receta

  1. La elaboración de la receta de pavo al horno es muy sencilla de realizar. Para ello, necesitamos los siguientes ingredientes: un pavo de aproximadamente tres kilogramos y medio, tres manzanas, diez ciruelas que estén secas y sin huevos, una copa de vino de Jerez, media copa de agua, media copa de aceite de oliva virgen extra, un poco de tomillo, un ajo, una pizca de sal y un poco de pimienta negra.El primer paso a realizar será, limpiar bien el pavo tanto por dentro como por fuera. Para limpiarlo por dentro, utilizaremos un trapo o palo de cocina que introduciremos en su interior, quitando con él las membranas etc., que no deban estar ahí.Echamos sal y pimienta por dentro y por fuera del pavo y lo reservamos en un plato  para su posterior utilización.Es el momento de preparar el relleno del pavo. Pelamos tres manzanas y les quitamos el corazón, cortándolas en cuartos. Introducimos las manzanas troceadas en el interior del pavo, junto a las ciruelas secas y sin hueso. Es importante poner en agua las ciruelas y mantenerlas en remojo durante una hora, antes de introducirlas en el pavo.Cerramos el pavo con ayuda de un palillo y atamos las patas con cuerda especial para cocinar para que no se abra al meter el pavo en el horno.Mientras tanto, pelamos un diente de ajo y lo machacamos en un mortero. Vertemos una copa de Jerez, media copa de agua y media de aceite, un poco de sal, una pizca de pimienta y tomillo, mezclando bien todos los ingredientes.Colocamos el pavo en una fuente de horno. Es importante que el pavo esté bien untado con aceite de oliva. Lo regamos con un tercio de la mezcla anterior (la que hemos hecho con el mortero) y reservamos el resto.Precalentamos el horno a 190ºC, y cuando está caliente, introducimos la bandeja, horneándolo durante dos horas o dos horas y media (dependiendo del horno será más o menos tiempo). De vez en cuando debemos rociar el pavo con la mezcla del mortero, y darle la vuelta al mismo una vez al menos para que quede hecho por ambos lados igual. Si vertemos el caldo, lograremos que no se quede seco.Pasado el tiempo, colocamos el pavo en una fuente de servir. Le quitamos las cuerdas que sujetaban las patas y lo servimos bien caliente junto a la guarnición que más nos guste: unas patatas fritas cortadas en rodajas, patatas asadas, coles, verduras asadas o fritas, puré de manzana o de patata...etc.

Recetas relacionadas

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web y mostrarte publicidad personalizada. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra nuestra Política de cookies.     X