Mermelada de moras

Mermelada de moras

Listo aproximadamente en
1h
  • Tiempo de cocinado: 1h
2.0 sobre 2 votos

Pasos de la receta

  1. La elaboración de la mermelada de moras es muy sencilla de realizar. Para ello necesitamos los siguientes ingredientes: medio kilogramo de moras y trescientos cincuenta gramos de azúcar.El primer paso a realizar será, esterilizar los tarros. Es recomendable utilizar tarros de cristal. Ponemos agua a calentar en una olla grande e introducimos los recipientes con sus correspondientes tapas (por separado, de manera que queden bien cubiertos de agua), llevando a ebullición durante quince minutos.Mientras tanto, lavamos bien las moras con agua del grifo, quitando toda la tierra y restos de suciedad que puedan tener y les quitamos los rabitos.En una olla, añadimos las moras limpias y trescientos cincuenta gramos de azúcar y ponemos a calentar a temperatura alta. El contenido debe ocupar la mitad de la olla para que no se derrame.Cuando empieza a hervir, removemos sin parar hasta que tenga la textura de una mermelada.Sacamos  de la olla los botes ya esterilizados. En este momento, retiramos la olla del fuego y con mucho cuidado, introducimos la mermelada de moras en los botes esterilizados y calientes.Si la mermelada nos gusta sin pepitas, la pasamos por un chino o pasapurés; de lo contrario, dejamos la mermelada tal cual.Una manera de comprobar que la mermelada de moras está bien hecha, es la siguiente: poner un poco de mermelada en un plato y dejar que se enfríe. Pasamos entonces el dedo por encima deslizándolo y arrollando la mermelada. Si está bien hecha, saldrán arrugas, de lo contrario, antes de introducirla en los botes, debemos dejarla unos minutos más en la olla.Una vez hemos llenado los botes, los cerramos bien con las tapas y los dejamos durante quince minutos al baño María. Pasado el tiempo, sacamos los tarros y los dejamos enfriar a temperatura ambiente. Cuando están fríos los tarros y su contenido, los guardamos en un armario o en un lugar en el que no haya ni mucha humedad ni cambios bruscos de temperatura.Como consejo: debemos introducir la mermelada en el frigorífico tan sólo cuando hemos abierto el bote, mientras tanto no es necesario.Podemos servir la mermelada de moras junto a tostadas, yogures, tartas pasteles...incluso carnes.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web y mostrarte publicidad personalizada. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra nuestra Política de cookies.     X