Mermelada de calabaza

Mermelada de calabaza

Listo aproximadamente en
1h
  • Tiempo de cocinado: 1h
2.0 sobre 1 votos

Pasos de la receta

  1. Para realizar la mermelada de calabaza, necesitamos los siguientes ingredientes: una calabaza de aproximadamente quinientos gramos, trescientos gramos de azúcar y un chorro pequeño de esencia de vainilla.El primer paso a realizar será, pelar la calabaza y cortarla en dados de tamaño mediano. En un bol depositamos la calabaza troceada junto a los trescientos gramos de azúcar, removemos bien y lo tapamos con papel transparente o papel film. Introducimos el bol en el frigorífico y dejamos que repose aproximadamente doce horas.Pasado el tiempo, sacamos el bol con cuidado y observamos  que la calabaza ha soltado durante todas estas horas agua, debido al azúcar que pusimos junto a ella. Ponemos la calabaza junto al agua en una olla y lo calentamos a fuego bajo, añadiendo después un chorro pequeño de esencia de vainilla. Removemos y mantenemos en el fuego con la olla tapada.Comprobamos que la calabaza está blanda. Si es así, retiramos la olla del fuego y deshacemos la calabaza con ayuda de un tenedor o cuchara (si no fuera así, dejamos la calabaza unos minutos más en el fuego).Una vez deshecha, volvemos a poner la olla en el fuego y continuamos reduciendo el líquido a fuego bajo.El tiempo que debe estar en el fuego dependerá de cómo nos guste la mermelada: si queremos que esté liquida, debemos apagar el fuego  y retirar la olla ya (cuando tiene un poco de líquido aún). Si nos gusta más espesa, dejamos un poco más de tiempo en el fuego sin tapar la olla, con mucho cuidado de que no se pegue ni se queme.Una vez retirada la mermelada de calabaza del fuego, dejamos reposar unos minutos y la introducimos en unos recipientes de cristal previamente esterilizados. Tapamos bien y ponemos los botes boca abajo.La esterilización podemos hacerla de dos formas: de manera tradicional y en el microondas. Si decidimos hacerlo en el microondas, primero lavamos los botes y las tapas en el lavavajillas. A continuación, metemos los botes sin secar (las tapas no, sólo los botes) en el microondas durante un par de minutos a máxima potencia. Tras dos minutos, sacamos los botes y los colocamos sobre un trapo de cocina (debemos tener cuidado con los contrastes de temperatura ya que podrían explotar los botes de cristal).Las tapas, las esterilizamos introduciéndolas en una olla junto a abundante agua hirviendo, y manteniéndolas de esta manera aproximadamente diez minutos. Si por el contrario decidimos hacer este paso de manera tradicional, vertemos abundante agua en una cazuela y llevamos a ebullición. Introducimos los botes de cristal y sus correspondientes tapas (previamente los hemos limpiado bien en el lavavajillas) y los mantenemos durante treinta minutos. De esta manera tenemos lista la mermelada de calabaza, que podremos utilizar para acompañar múltiples platos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web y mostrarte publicidad personalizada. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra nuestra Política de cookies.     X