Masa empanada

Masa empanada

Listo aproximadamente en
1h
  • Tiempo de cocinado: 1h
4.0 sobre 2 votos

Pasos de la receta

  1. La elaboración de la masa empanada es muy sencilla y rápida de realizar. Los ingredientes necesarios para ello son los siguientes: trescientos gramos de harina, veinticinco gramos de mantequilla, tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra, un huevo, un vaso de agua y un poco de sal.El primer paso a realizar será, tamizar la harina. Para ello pasamos la harina por un colador, dándole unos ligeros golpes para que vaya cayendo poco a poco. Ponemos esta harina sobre la superficie a trabajar, dándole forma de volcán (hacemos una montañita, haciendo un agujero en el centro).Ponemos veinticinco gramos de mantequilla en un cazo y lo calentamos a fuego bajo, derritiéndola poco a poco, con cuidado de que no se queme. Una vez derretida, la ponemos en un bol junto a tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra, un huevo, una pizca de sal y un vaso de agua. Batimos bien los ingredientes con ayuda de unas varillas metálicas. Una vez obtenida una masa homogénea y sin grumos, vertemos este contenido en el centro del volcán de harina. Mezclamos todos los ingredientes, amasándolos con las manos, hasta conseguir que sea una mezcla homogénea y sin grumos, totalmente compacta.Hacemos una bola con la masa y la tapamos con un paño de cocina limpio. Dejamos que repose aproximadamente una hora. Pasado el tiempo. Dividimos la masa en dos partes y extendemos ambas partes con un rodillo. De esta manera, tenemos dos masas que hemos convertido en dos capas finas (el grosor debe ser medio, ni muy fina ya que se podría partir, ni muy gruesa).Una de las capas será, la base de la empanada. Colocamos el contenido que queramos (verduras, carne, atún....etc.) en el centro (no debemos poner mucha cantidad para que no se salga por los lados) y tapamos la empanada con la segunda capa fina. Doblamos los laterales bien, apretando los filos bien para que no se salga el contenido (podemos utilizar un tenedor).Batimos un huevo y con ayuda de un pincel, pintamos la parte superior de la empanada. Con este paso lograremos que la empanada quede dorada y brillante.Precalentamos el horno a 180ºC. Mientras se calienta, ponemos papel de horno sobre la bandeja, y sobre éste, la empanada (con cuidado de que no se rompa). Cuando está caliente, introducimos la bandeja en el horno el tiempo que consideremos necesario. Sabremos que la empanada está lista cuando está dorada.De esta sencilla manera tenemos lista la masa empanadilla, que podemos servir caliente o fria como aperitivo, merienda, cena... a nuestro gusto.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web y mostrarte publicidad personalizada. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra nuestra Política de cookies.     X