Galletas caseras

Galletas caseras

Listo aproximadamente en
25 min
  • Tiempo de preparación: 15 min
  • Tiempo de cocinado: 10 min
0.0 sobre 0 votos

Con esta sencillísima receta lograremos tener unas deliciosas galletas caseras para nuestros desayunos y meriendas, que gustarán especialmente a nuestros niños y mayores.

Pasos de la receta

  1. Deberemos sacar la mantequilla de la nevera al menos un par de horas antes de hacer las galletas. Cuando esté a temperatura ambiente la pondremos en un bol grande y la machacaremos con un tenedor.

  2. Añadimos el azúcar a la mantequilla y mezclamos con el tenedor para incorporarla.

  3. Ahora vamos a ayudarnos con la batidora. Echaremos uno de los huevos sobre la mantequilla con azúcar y batiremos a velocidad suave hasta que esté homogénea la mezcla. Incorporamos el segundo huevo y seguimos batiendo con la batidora hasta que quede integrado.

  4. En un bol aparte mezclaremos la harina con la levadura, y cuando esté bien repartido iremos añadiendo poco a poco la harina sobre la mezcla de mantequilla, azúcar y huevos. Podemos seguir batiendo con la batidora, pero cuando quede algo menos de la mitad de la harina por echar deberemos terminar de mezclar con las manos.

  5. Ponemos la masa sobre una superficie amplia y lisa y continuamos amasando con las manos hasta que quede bien homogénea. Con un rodillo estiraremos la masa varias veces hasta formar una lámina de un centímetro de grosor aproximadamente. Si está algo pringosa enharinamos sin problemas espolvoreando un poquito con los dedos sobre la masa.

  6. Ahora utilizaremos los moldes para galletas que más nos gusten, y si no tenemos siempre podremos utilizar un vaso y hacerlas redondas. Cubrimos la bandeja del horno con papel vegetal y vamos colocando las galletas que extraemos con los moldes sobre ella, dejando un par de centímetros de separación con la galleta más cercana.

  7. Con el horno precalentado a 180 grados introducimos la bandeja a media altura y dejamos las galletas que se horneen durante diez minutos. Luego las retiramos y las dejamos enfriar en un plato.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web y mostrarte publicidad personalizada. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra nuestra Política de cookies.     X