Batido de fresa

Batido de fresa

Listo aproximadamente en
15 min
  • Tiempo de preparación: 15 min
  • Tiempo de cocinado:
3.5 sobre 2 votos

Un batido recomendado especialmente para disfrutarlo los días de calor en Verano, pero que podemos tomar durante todo el año.

Pasos de la receta

  1. El primer paso a realizar será, lavar bien las fresas y quitarles el pedúnculo. Troceamos las fresas y las colocamos en un recipiente. Añadimos 250 mililitros de leche entera y trituramos ambos ingredientes juntos hasta que se tenga una textura de batido.

  2. El primer paso a realizar será, lavar bien las fresas y quitarles el pedúnculo. Troceamos las fresas y las colocamos en un recipiente. Añadimos 250 mililitros de leche entera y trituramos ambos ingredientes juntos hasta que se tenga una textura de batido. Para que ajustemos el espesor y la textura deseada, debemos ir añadiendo la leche poco a poco. En este momento añadimos el azúcar y removemos bien hasta que quede bien integrado en el batido.

  3. Podemos añadir la nata y mezclarla junto al batido, o ponerla sobre éste a modo de decoración. Podemos utilizar nata montada o de spray. Si elegimos montarla nosotros, necesitamos 200 gramos de nata y 100 gramos de azúcar. Podemos hacer la nata montada de dos maneras: a mano o con una batidora eléctrica. 

    Para hacerla a mano, vertemos la nata en un bol de cristal ycon ayuda de unas varillas metálicas, batimos hasta que consigamos una crema líquida. En este momento, añadimos 50 gramos de azúcar (la mitad), seguimos batiendo y a continuación, añadimos otros 50 gramos de azúcar más (la otra mitad). Seguimos batiendo hasta conseguir que la nata esté totalmente montada.

    El procedimiento a seguir con la batidora eléctrica es el mismo, a diferencia del tiempo que utilizaremos para su elaboración que, en este caso, será menor.

  4. Decoramos el batido de fresa con la nata montada, colocándola por encima. Si lo deseamos, podemos decorar también con trozos pequeños de fresa, sirope…etc.

  5. Para que el batido de fresa quede más consistente y jugoso, podemos añadirle otro ingrediente: plátano. Mientras batimos las fresas con la leche, añadimos un par de plátanos (a nuestro gusto) troceados. 

    El truco para que quede más rico es que todos los ingredientes están muy fríos, y tomarlo rápidamente.
    Servimos el batido de fresa junto a la nata bien frio, como postre o merienda.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web y mostrarte publicidad personalizada. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra nuestra Política de cookies.     X